De búsquedas, fiestas y amores

La fiestas de fin de semana… cálidas, nocturnas, se sienten como un oasis en el que se encuentran algunos rastros de arenas movedizas. Un golpe de ruleta en la que lo mismo se acaba en éxtasis o, por otro lado, en inundaciones de tristeza acentuadas por el júbilo que se respira en los alrededores.

Ambiente fascinante en donde las vidas se resquebrajan, donde se fundan parejas que luego dan a luz al próximo médico de la ciudad, donde se pierde una parte irrecuperable del espíritu y donde, en ocasiones, hasta se presenta la anomalía que significa la serenidad.

A la hora de acercarse a las reuniones de medianoche, salta el recuerdo de dos artistas asociados a los años ochenta. La cantante Rubí y la banda española Mamá, que con dos sendos temas se las arreglaron para transmitir de manera eficiente las emociones asociadas a la festividad en tono crepúsculo. Ahí en donde lo que parecía destinado a risas y amores termina en un vacío existencial.

Primero, Rubí en homenaje a Carlos Berlanga, finado compositor (y geniecillo) madrileño que le dejó una canción para el suspiro. “Un solo beso” trata sobre los encuentros de madrugada. Fiestas en departamentos a los que no se sabe cómo se llegó, en donde ya nadie se reconoce, donde ya casi nadie habla. En donde ya no existe mucho gozo pero en las que se permanece con la esperanza de que algo ocurra, lo que sea. Aunque se trate de una caída. De cualquier modo se odia lo que espera en el regreso a casa, más vale extender la velada todo lo que se pueda.

Hasta que aparece una persona agradable. La típica persona que uno se topa cuando se deambula hacia el baño o cuando se camina en soledad sin un rumbo específico. De pronto una presencia que se antoja como un espíritu afín. Un salvavidas. El inicio de una conversación en la que nace lo que aparenta ser un dejo de cariño, de romance. Y es donde uno se para en seco, en donde surgen las dudas. El corazón herido se lo piensa dos veces antes de entregarse. Acaso no valga la pena un nuevo desgaste, el cúmulo de sufrimientos que seguro vendrán a cambio de lo que será un placer pasajero.

Estar de frente al amor… y decir que no. Saber que un sentimiento semejante conlleva muchos pesares. Demasiados problemas, demasiadas escenas. Demasiado drama para un solo beso que al otro día se olvidará. Así que mejor no. Habrá que dejarlo como un amor de cuatro horas.

Luego está Mamá, una de las bandas más infravaloradas del pop español (El último bar de 1981 es una joya de cinco estrellas), acaso culpa del pésimo nombre que eligieron para llamarse. Aun así dejaron piezas emblemáticas que habría que rescatar del olvido, indispensables para comprender un movimiento, el de los ochenta, repleto de sensaciones agridulces con las que rompían en llanto.

“Búscandote a ti” habla de la llegada de un viernes al que se aguardaba con desesperación. Ansia por ver a una persona que supone la única manera de darse un respiro, de hacer que los golpes de la cotidianidad puedan curarse. Pero también es un reflejo de los problemas de la comunicación. El orgullo que impide contactar a otra persona para acordar una cita, y dejar en cambio todo a la suerte. Ir de paseo a las fiestas de la zona con la intención de encontrar al ser amado. Y fracasar en el intento, como podría se podía adivinar (era hallar una aguja en un pajar) en una medida que tuvo poco de racional. Tan fácil que hubiera sido llamarle por teléfono, como hicieron los que te sacaron de farra.

Acabar entonces en movidas que no son del todo gratas. Con gente con la que se guarda poco en común: conversaciones sin sentido, mentalidades tibias, mujeres que no. Lo cierto es que hay un solo ser con el que se es compatible y fuera de ello uno es un inepto social: de ahí la expedición a la desesperada. Buscándote a ti, la única coincidencia que podría salvar de la ruina inminente.

Salir a las multitudes en busca de una sola persona. Alguien que alivie el candor de una noche hasta transformar el bochorno de la vida en un espectáculo llevadero.

berlanga-piscina

Carlos. Hundido, con el agua hasta el cuello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s