Cuatro poemas de Lew Welch

Aún no llego a los 40 y mi barba ya es blanca

Aún no llego a los 40 y mi barba ya es blanca.

Aún no despierto y mis ojos están rojos e hinchados,

como un niño que ha llorado demasiado.

¿Hay algo más desagradable

que el vino de ayer?

Me afeitaré.

Pondré mi cabeza en la fuente helada

y buscaré guijarros.

Quizás pueda comer una lata de duraznos.

Luego beberé el resto del vino,

escribir poemas hasta que esté borracho otra vez,

y cuando la brisa del verano se acerque

dormiré hasta que vea la luna

y los árboles negros

y el mordisquear del ciervo

y escuche

a los mapaches pelear.

____

Querida Joanne

Anoche Magda soñó que ella,

tú, Jack y yo íbamos en auto

por Italia.

Nos estacionamos en Florencia

y dejamos que el perro cuidara

nuestras pertenencias.

Ella estaba preocupada porque él

no entiende italiano.

___

Poemas circulares

Siempre que tengo un día libre, escribo un nuevo poema.

¿Esto significa que no deberías trabajar, o que escribes mejor

en tu día libre?

Por ejemplo, aquí está un poema que escribí hoy.

Cuando tenía 20, él descubrió algunos de los secretos de

la vida, y se comprometió a escribirlos de una forma tan simple

que incluso un idiota los pudiera comprender.

“Porque”, él razonó, “si no puedo hacer eso, es que

yo no lo entiendo tampoco”.

Se probó a sí mismo que estaba en lo cierto.

Cuando tenía 50 no se entendía a sí mismo.

*

“Por qué tiene que ser así”, se dijo, “no importa lo que digas

una mujer siempre se lo toma personal”.

“Yo nunca lo hago”, dijo ella.

*

John dijo, “Entonces conocí a este tipo gordo y bajito

con una pequeña barba cuidada de un nombre relativo al amanecer.”

“¿Te refieres a George Abend?”

“Sí”

“Abend significa atardecer”*.

 

*NdT: del Abenddämmerung alemán. Crepúsculo, atardecer.

_______________

El engaño básico

Aquellos que no encuentran nada por lo cual vivir,

siempre inventan algo por lo cual morir

Luego quieren que el resto de nosotros

muramos por ello también

Ellos, y una ejército de élite contado a millares,

que no le hacen ningún bien a nadie,

pero que le hacen daño a unos cuantos,

han juntado siempre cantidades vastas de todo.

Finalmente, toda esta maquinaria

intenta matarnos,

porque no estamos dispuestos a morir por ello tampoco.

___________

Versiones al español por Carlos LM.

Lew Welch

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s