Un señor de importancia

Un día sales a la calle

a pasear

y apenas abandonas

la casa

encuentras a un hombre

sin zapatos que pide una

moneda,

dices no tener nada y avanzas.

Después de una cuadra

piensas en tus muchas monedas

y ruegas para que nadie venga

a pedir una de tus penas

por lo que apresuras el paso

hasta la esquina

en donde los autos pasan

sin saber tu nombre.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s