Caminar por el fuego

Aunque lo lleves haciendo desde tu nacimiento, vivir no es fácil. En especial en determinadas rachas. Hay temporadas que son verdaderamente crueles. Como si un director moviera los hilos de todo lo que rodea para hacerte sufrir. Se reciben golpes, uno tras otro sin piedad.  Hay épocas buenas también. Más difíciles de mantener, pero ahí  están de vez en cuando para darte un respiro. Sin embargo, hay tiempos en los que dan ganas de tirar la toalla. Una toalla que no tienes, por lo que no queda otra que seguir.

De repente caes en cuenta de que ya llevas varios años de resistencia. Quizás en su momento no fuiste consciente de ello. El caso es que cada mala noticia, cada afrenta, no ha logrado detenerte. Has despertado por la mañana una vez más. De cierto modo te las has arreglado para seguir respirando. Y hasta sonríes cuando llega la oportunidad. Te sorprendes de pronto al hallarte en medio de una sala de cine mientras ves una película o cenando en un restaurante donde tienen una iluminación cálida. Nadie te aplaude, pero eres un héroe. Un náufrago que  ha sobrevivido a los ambientes más hostiles. Alguien que ha echado de menos muchas cosas, que ha pasado por una guerra sin cuartel.  Tu historia jamás saldrá en las noticias. Lo tuyo es una hazaña íntima.  Date cuenta, porque quizás nadie más lo sepa nunca. Celebra por ti.

Porque la vida, sabes, es una resistencia perpetua. La religiosidad te da lo mismo. Las únicas manos que te han dado apoyo son las de algunos artistas. Libros, discos, películas. Te acuerdas de aquella canción que traes marcada con hierro. Walk on through the wind. Walk on through the rain. Though your dreams be tossed and blown. Walk on, walk on with hope in your heart. Y la cara se te ilumina, y te acuerdas de aquel gol por la escuadra que hace un año te hizo olvidar todos los pesares. Y sonríes, porque pese a todo el sufrimiento, con todo lo jodida que pueda ser la vida, de vez en cuando te avienta recompensas por las que habrá valido la pena.

También te acuerdas de Hank. Lo que más importa es que tan bien sepas caminar sobre el fuego. De eso se trata, andar por encima de las llamas. Sobreponerse. Seguir hasta conseguir lo que sueñas. Puede que te lleve semanas, meses, años. Décadas, incluso. Y no te mentiré, hay algunos que luchan con todas sus entrañas y ni así lo consiguen. Mueren sin premio. Estamos en tierras injustas. Hay que tenerlo claro. No importa que tengas mucho talento, que te esfuerces al máximo o que lo arriesgues todo. Es posible que las cosas no salgan como esperas. Puede que seas ninguneado, que el éxito se te niegue. Pasarás hambre.  Verás cómo figuras menores reciben todas las perlas sin que ninguna caiga para ti, por mucho que lo pidas. Pero hay que seguir. De verdad. Sigue de frente, que es lo único que te queda.

 You wake up in the night, with a fear so real. Spend your life waiting for a moment that just don’t come.

¿Lo has sentido? Pues nada. No rendirse hasta que puedes pisotear el terreno que tantas complicaciones te trajo. Ofrece oposición. No pongas la otra mejilla. Aguanta, pero sin conformarte. Tampoco tengas la visión espiritual de que te toca joderte ahora para tener una recompensa en el más allá. No, tienes que ir por ello ahora, en esta existencia.  Lo único que tienes es la actualidad.

Si bien en cierto que quizás nunca lo consigas, tendrás que hacer el intento. Es la única forma. Luchar por la mínima posibilidad. Ya sabemos cómo es cruel todo. De lo que se trata es que no quede por uno mismo. Que nadie diga que no se hizo el movimiento. Además, si no topas exactamente con lo que tenías en mente, el esfuerzo puede llevarte por caminos inesperados, igualmente convincentes. El requisito es estar ahí, y no sumiso en tu cama.

Así que no te olvides de las canciones, de los poemas, del deporte. Puedes usarlos como refugios para cubrirte de las llamaradas o cada que agobie la tormenta.

You say that the day just never arrives, and it’s never seemed so far away. But still, I know it’s gonna happen someday to you. Please wait. Don’t lose faith…

facescor

Anuncios

4 pensamientos en “Caminar por el fuego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s